dilluns, d’octubre 24, 2011

El fin del mundo


Mientras unos comercializan agendas que duran 20 años, otros las producen desde una hipótesis que parece venir muy a cuento: ¿Y si el 2012 fuese el último año?



Desde los asirios siempre ha habido una mente privilegiada que ha predicho el fin del mundo. En la Agenda del fin mundo, ideada por el comité Blackie (¿es uno?, ¿son varios?) Jonathan Millán (co-autor de esa marcianada llamada Hervir un Oso) no marca una fecha concreta, pero con su afinado olfato destaca momentos del pasado en los que el mundo estuvo a punto de extinguirse para que los recordemos, como se recuerda la Diada o el Día de la Madre.


Ejemplos:


3 de enero: Un prestigioso sastre francés salta desde lo alto de la Torre Eiffel para probar un paracaídas inspirado en los diseños de Leonardo Da Vinci… y hace un agujero en el suelo.

23 de mayo: Tom Cruise pierde el control en el show de Oprah Winfrey. (Sin comentarios)

17 de agosto: El arquitecto del Rossauer Kaserne en Viena, se suicida en la fiesta de inauguración de su edificio al percatarse de que había construido un cuartel para 4000 soldados sin un solo lavabo.
Y otras cosas por el estilo.



Acompañamos esta sugerencia con The Twilight Zone: la dimensión desconocida, uno de sectas: A la guerra con Satán, y finalmente un peculiar catálogo publicado por el American Visionary Art Museum (sí, sí, existe…y está en Baltimore), sobre cómo ven el Apocalipsis gente rara como el Dalai Lama, evangelistas, hippies trasnochados y pintores autodidactas. Se llama: The End is Near!: Visions of Apocalypse, Millennium and Utopia y le gusta mucho a David Bowie. ¿Será porque tiene un ojo de cada color…?