dilluns, de novembre 07, 2011

El niño perdido, de Thomas Wolfe


Thomas Wolfe narra la pérdida de un hermano y el duelo como rescate imposible; recrea el asombro ante las cosas más sencillas y la conciencia precoz del tiempo, la injusticia y su lugar en el mundo, pero sin perder la perspectiva del narrador adulto. Una proeza semejante a Vinieron como golondrinas. Una belleza y una tristeza que perduran más allá de las páginas de El niño perdido.