dijous, de desembre 29, 2011

El compromís, de Serguei Dovlàtov

De la negociació —sovint hilarant— entre realitats (la del periodista —no gaire rectilínia—, la del règim —que pot fer riure, però que no té sentit de l’humor—, la del lector que-sap-llegir-entre-línies, etc.) en resulta un compromís.


No cal haver viscut a l’Estònia soviètica per gaudir amb tots el matisos tant del riure com de l’amargor: Sergei Dovlàtov ens serveix a El compromís un còctel de relats ben addictiu, entre el sarcasme irreverent i la tendresa inesperada. I com tota gran obra literària, també ens parla de l'ara i del futur.

dijous, de desembre 15, 2011

La conquista de lo cool, de Thomas Frank

O cómo las agencias de publicidad se adelantaron a la primavera del amor para que consumir fuera inconformista, incluso radical. Es el libro de estas navidades. Si te gusta Mad Men, este es tu libro. Si este es tu libro, te gustará Mad Men. Sed osados.

dimecres, de desembre 14, 2011

Archivo F.X.: La ciudad vacía. Política

Archivo F.X.: La ciudad vacía. Política es un libro-objeto lúdico y con trasfondo político, que participa desde la crítica lingüística y la deriva teatral en el debate sobre el sentido del arte, el legadode las vanguardias y la iconoclastia contemporánea.

Una obra monumental que reúne los resultados materiales (visuales y escritos) de la exposición de Pedro G. Romero Archivo F.X.: La ciudad vacía. Comunidad. Pensada como una manera de revivir y de poner en escena las investigaciones y los resultados, tanto de la exposición como de una obra en curso alrededor de las vanguardias artísticas y la destrucción de imágenes (el Archivo F.X.), la publicación se centra en el proyecto basado en la historia social, política y cultural de Badia del Vallès que lleva por título La ciudad vacía, en que Pedro G. Romero convocó a especialistas de distintas disciplinas para ofrecer una imagen compleja de Badia del Vallès.

Archivo F.X.: La ciudad vacía es una aproximación a la construcción política de la ciudad moderna, destinada a poner de manifiesto la relación que existe entre los comportamientos y las formas de nuestra comunidad y el gesto iconoclasta. Archivo F.X.: La ciudad vacía. Comunidad se articula además con otros tres proyectos complementarios, Alrededores, Excéntricos y Subterráneos, los cuales complementan desde distintos campos la visión sobre la construcción del proyecto moderno articulada en el Archivo F.X.

Como prolongación sobre la construcción de la ciudad moderna que Pedro G. Romero ofrecía en la exposición Archivo F.X.: La ciudad vacía. Comunidad, se realizó un taller-seminario: Subterráneos, coordinado y moderado por Manuel Delgado, en el que se trataba de reflexionar sobre la vida cotidiana en los espacios públicos de una ciudad satélite. Los talleres se realizaron como sesiones de debate acerca de las investigaciones de los miembros del Grupo de Investigación en Etnografía y Espacios Públicos del Doctorado en Antropología Social de la Universidad de Barcelona.


Zone por deboralaire



En el seminario participaron Gerard Horta, Deborah Fernández, Marc Dalmau, Santiago Subirats y Andrea Avaria . Y en esta parte del archivo participaron también Ivan Bercedo, Francisco Correal, Nuria Enguita Mayo, Laura García Lorca, Ángel González García, Sonia Hernández, Juan José Lahuerta, Jorge Mestre, Lucrezia Miranda, Antonio Molina Flores, Francesc Muñoz, Justo Navarro, José Luis Oyón, Valentín Roma, Maria Rubert de Ventós, María Teresa Tapada, Alfredo Valenzuela, Enrique Vila-Matas.

El seminario reflexiona sobre la vida cotidiana en los espacios públicos de una ciudad satélite. Inicialmente prevista para ser una especie de paraje sin vida, las calles y las plazas de Badia demuestran cómo la vida social siempre se las apaña para encontrar escenarios donde desarrollarse y donde conocer las potencialidades del encuentro y del azar. Si bien originariamente la tarea asignada a las ciudades satélite fue la de ser reservorio para que el proletariado descansara y se reprodujera, prácticamente desde su nacimiento, la realidad desmintió enseguida esa condena previa y los barrios de bloques para trabajadores como Badia lograron ser verdaderos barrios, es decir, unidades vecinales dotadas de singularidad, cuyos miembros se conocían, se ayudaban, luchaban juntos y compartían la calle hasta convertirla en lugar de encuentro y de comunicación. Hubieran estado previstas en el plan o hubieran resultado de la propia autogestión práctica por parte de los propios vecinos, se generaron nuclearizaciones internas en forma de plazas, centros cívicos o ramblas o paseos, mercados y después centros comerciales y sobre todo bares, que cumplían el viejo cometido de las plazas públicas, las calles mayores o las avenidas de la estructura clásica de los barrios o los pueblos, en las que se reproducía una cultura popular que era por encima de todo cultura de calle. Por abandonados que hubiesen podido estar inicialmente de manos del proyecto urbanístico, los equipamientos y/o las actividades colectivas proporcionaron enseguida una vida cotidiana de calidad, ocasionalmente conflictiva, un ambiente que no era el que le correspondía a aquella función inicial suya que les había sido asignada.  
Manuel Delgado

Pero el Archivo FX de Pedro G. Romero es un proyecto titánico que no para de crecer y que podéis consultar en su ineludible web.