dijous, de març 15, 2012

La esposa diminuta, de Andrew Kaufman


Un ladrón que, en lugar de robar el dinero del banco, se lleva el objeto de mayor valor sentimental de trabajadores y clientes. Así comienza La esposa diminuta,



una fabulosa historia con la que Andrew Kaufman (autor de Todos mis amigos son superhéroes) nos interroga sobre el lugar que la felicidad ocupa realmente entre las preocupaciones de la gente.

El tatuaje de un león que cobra vida, un bebé que caga dinero o Stacey Hinterland, que descubre que está encogiendo. Algunos lograrán superar la prueba, que parece ideada por un dios travieso e irresponsable, otros no.

Las ilustraciones de Tom Percival, la traducción de Leticia García Guerrero y la cuidada edición de Capitán Swing han conseguido que La esposa diminuta sea, además, un libro hermoso.

Os dejamos con el booktráiler: